4 agosto, 2014

Vacaciones

 

La mayoría estamos esperando este período del año, donde se rompen las rutinas, los horarios y se pueden realizar actividades que diariamente no realizamos.

Las posibilidades vacacionales son muy amplias,limitadas al presupuesto, claro está, pueden ir desde grandes viajes a destinos lejanos, quedarse en casa, visita a familiares o amigos, hacer planes en la ciudad…

El tiempo que empleamos en ocio nos sirve muchas veces como vía de escape para nuestras obligaciones.

 

El estilo de vida actual, en muchas ocasiones, no nos permite ser flexibles en cuánto a  nuestros horarios y tareas . Lo positivo de las vacaciones es que podemos disfrutar de más actividades agradables que no están tan limitadas por el tiempo.

El ritmo de vida que llevan muchas personas les puede causar trastornos como estrés y ansiedad, que repercute en la salud y por ende en nuestra calidad de vida.

Hay algunas personas que les cuesta desconectar del trabajo.Las personas con naturaleza activa o con trabajos estresantes les cuesta más desconectar de sus obligaciones laborales. Algunas personas aunque se encontraran en un paisaje paradisíaco sin cobertura ni Internet estarían pensando en sus quehaceres laborales de manera que no disfrutarían del momento.

Es importante saber desconectar del trabajo, hay casos en los que se exigen demasiados recursos a la persona, tantos que sobrepasa los propios. A veces no se trata que el trabajo te exija demasiado, se trata de cómo percibes tu lo que demanda y lo que puedes aportar.

Los expertos indican que hay algunos consejos para poder desconectar del trabajo, algunos de ellos serían:

  • Antes de las vacaciones dejar bien atados los asuntos laborales. Para ello se aconseja diferenciar los asuntos urgentes de los no urgentes.
  • Evitar estar pendiente del móvil, ordenador u otros recursos tecnológicos.
  • Avisar con antelación a clientes del período vacacional.
  • Si sé es una persona muy activa, dejar de hacer tareas no es la solución. Plantearse realizar actividades que no tengan que ver con la actividad laboral, como deporte, música, cine, talleres..

Y el más importante..

  • Disfrutar del aquí y ahora

El tiempo de vacaciones puede ser un período agradable donde disfrutar solo, o en compañía. Realizar deporte, conocer nuevos lugares y nuevas amistades, también nos permite poder desconectar unos días de las rutinas diarias y reflexionar acerca de nuestra situación, que nos gustaría mejorar de nuestra vida, y si es posible las acciones que debemos seguir para llegar a nuestra meta. 

 

Alba Rosique

About Alba Rosique

Licenciada en Psicología por la Universidad Jaime I de Castellón, ha complementado sus estudios con el Máster en Psicología Clínica y de la Salud en adultos y el Posgrado en Psicología Clínica Infantojuvenil, ambos del Instituto Superior de Estudios Psicológicos (ISEP).

  •  
  • Facebook
  • Google+
  • LinkedIn

Leave a Comment